Acaba con una mala mordida

A largo plazo, la ortodoncia es la mejor solución para la mayoría de pacientes, pero existen diferentes tratamientos para poner fin a este problema dental.

El concepto de maloclusión se refiere cuando los dientes superiores e inferiores no encajan de forma correcta. Muchos pacientes, tanto adultos como niños, padecen alteraciones en la mordida que pueden llegar a influir en su bienestar físico y social. En ocasiones son imperceptibles pero se trata de una patología oral muy común.

Las causas pueden ser muy diversas. Desde cuestiones genéticas hasta malos hábitos.La mordida normal es aquella en la que los dientes de la arcada superior sobresalen por delante o por fuera de los de la arcada inferior. Cuando esta situación es al revés, entonces estamos ante un caso de mala mordida. ¿Cuáles son los cinco tipos deproblemas básicos de maloclusión?

La mordida cruzada es aquel tipo de mordida en la cual los dientes superiores muerden por dentro de los inferiores. Esto causa desgaste irregular de los dientes además de problemas en las articulaciones de la mandíbula.

La sobremordida se produce cuando los dientes superiores cubren en excesos a los dientes inferiores e incluso pueden llegar a cubrirlos por completo. Este tipo de maloclusión puede provocar un desgate anormal de los dientes frontales y dañar las encías de detrás de los dientes superiores.

La protrusión de los dientes superiores. Este tipo de mordida se da cuando los dientes superiores están posicionados demasiado adelantados.
Con la mordida abierta, los incisivos superiores no cubren como deberían los incisivos inferiores provocando una sobrecarga en las articulaciones y afectando negativamente a la estética. También causa problemas en las encías y desgasta los dientes de atrás.
Dientes torcidos, superpuestos y apiñados. En estos casos, los dientes superiores e inferiores no encajan provocando una maloclusión de las piezas. Esto puede causar muchos problemas de salud oral, que van desde enfermedad periodontal (debido a la dificultad para limpiar los dientes), lesiones en las encías, desgaste de los dientes.

En la mayoría de casos, la solución más indicada para corregir una mordida inadecuada es la ortodoncia. Aún así, problemas ligeros y concretos pueden requerir otro tratamiento. Contorneado de dientes cuando existe poca superposición o la longitud de los dientes no es homogénea; carillas de porcelana cuando el arco dental del paciente es muy estrecho, o coronas dentales cuando el desgaste de los dientes es extremo como consecuencia del paso del tiempo o de hábitos como el bruxismo.

Una correcta mordida y unos dientes alineados son la mejor garantía de una boca saludable. Y ahora, recuperar la funcionalidad y la estética ya es posible gracias alas nuevas técnicas y a protocolos como el diseño de sonrisas.

Publicado en el medio The Luxonomist. http://www.theluxonomist.es/2016/01/20/acaba-con-una-mala-mordida/doctor-jorge-escobar

2017-12-12T12:05:17+00:00 abril 23rd, 2017|0 Comments

Leave A Comment